La Pasion


Entre las pocas variaciones que ha sufrido nuestra procesión desde sus inicios, está la incorporación, en torno al año 1955, del Canto de la Pasión, uno de los sonidos más entrañables para cualquier oriolano.. Los orígenes de este canto podemos situarlos en el ya desaparecido Convento de los Frailes Alcantarinos de San Gregorio.

Uno de los hermanos de esta comunidad, de origen italiano, parece que fue su autor material, interpretándose hacia 1622 por cuatro miembros de los Gremios de Horneros y Panaderos en la puerta de la iglesia de Santiago, iglesia de la Cruz y Hospital del Corpus Christi, posteriormente Palacio Episcopal. Otros, sitúan sus orígenes en los motivos medievales presentes en el Misterio de Elche, aunque también hay quien lo emparenta con los Cantos de los Auroros de Murcia y los Cantos de Tabarca.

Sin embargo, para muchos estudiosos, la fecha primordial para su conocimiento y estudio, es la de 1880. El músico oriolano D. Federico Rogel encuentra en San Gregorio un códice con las partituras de la Pasión y sujeta todo a compás para evitar los “vicios” de la transmisión oral. Desde ese momento, se suceden los cuartetos que interpretan el canto. Los que adoptan la partitura del Maestro Rogel, llegan hasta 1915, mientras que el otro estilo se escucha por última vez en 1908 al coronar a la Virgen de Monserrate. Su ausencia de las calles, se prolonga hasta 1927. Don Vicente Perpiñán, Maestrescuela de la Catedral y D. José Casto Rodríguez, crean unas partituras nuevas sobre lo que D. José, antiguo interprete del grupo de 1908, recordaba. En 1953 se forma un segundo grupo que utiliza las partituras de D. Federico Rogel, estando a día de hoy activos ambos grupos. Estos se alternan durante la procesión de nuestra Hermandad, el Jueves Santo, de la siguiente forma: Cantores de la Primitiva Pasión “Federico Rogel”: salida de la Procesión (Iglesia de Santiago) y Claustros de la S. I. Catedral. Cantores de la Pasión: Alfonso XIII y Plaza Nueva.

Pasion


Pasion

 

Finalmente, vamos a desglosar los elementos que componen este canto. El primero, es la quintilla “Jueves Santo”, que inicia siempre el canto.. De ella hay dos versiones, con la diferencia mínima de la inclusión de la preposición “en” del cuarto verso. El segundo, son las “Colativas” que por vicio del término podrían ser “Correlativas”. Son seis quintillas que se interpretan en número de una o dos tras el inicio, conociéndose a la sexta como “Despedida”. El tercero, es el Ave María, sujetándose la tradicional oración al estilo del canto. Finalmente aparecen las “Seguidillas”, descubiertas en 1952 y que interpretan el Grupo Cantores de la Pasión.