Al “SILENCIO” en sus Bodas de Oro

¿Cuándo la Muerte consoló a la Vida?
¿Cuándo la Cruz se convirtió en Victoria?
¿Cuándo el Silencio fue cálida Palabra?
¿Cuándo la Oscuridad fue Luz del alba?

Ocurrió en Oleza, en Jueves Santo,
y se viene repitiendo
hace ya cincuenta años.

El Cristo del Consuelo,
en aparente actitud vencida,
el rostro sin vida sobre el pecho,
en el silencio y en la oscuridad
de las once de la noche,
nos trae la Vida, la Victoria,
la Luz y la Palabra.

Es en Oleza, en Jueves Santo,
a las once de la noche, cada año.


Conchita Martínez Marín


Pulsa AQUI para volver